La persona con diabetes o con niveles de azúcar ligeramente elevados tiene las mismas necesidades nutricionales que cualquier otra persona. Además del ejercicio físico y la medicación, seguir un buen plan de alimentación es fundamental para un buen control de la diabetes.

Servicio de Asesoría Nutrición y Dietética de ADIBA

Descripción:
Ofrecer asesoramiento en materia de nutrición y dietética en diabetes a todas las personas que necesiten información y educación.

Destinatarios:
Personas con diabetes, familiares y profesionales que traten con personas con diabetes.

Actividades que se realizan:

  • Consulta de Nutrición y Dietética individualizada en la sede de la Asociación donde se realiza una valoración del estado nutricional, educación nutricional individualizada, recomendaciones individualizadas, consejos dietéticos para la planificación de un menú, entrega de recetas y seguimiento individualizado.
  • Talleres de Alimentación Diabetes y Obesidad realizados en el Hospital de Son Dureta y en Son Llàtzer.
  • Talleres de Cocina: puedes encontrar las recetas en nuestra WEB.
  • Participación en charlas, ponencias, mesas redondas
  • Participación en los Campamentos de Educación Diabetológica de Baleares.
  • Consultas por teléfono y correo electrónico.
  • Visitas a Centros de referencia.
  • Otras actividades de gestión.

Persona de contacto:
Elena Muñoz Octavio de Toledo Dietista-Nutricionista de ADIBA y Colg. nº IB0020.

Forma de contacto:
Para la consulta individualizada pedir cita previa al 971 723243 ó a través del mail: nutricionista@adiba.es

El objetivo general del tratamiento dietético es:

  • Ayudar a las personas con diabetes a modificar sus hábitos alimentarios para mejorar el control metabólico y reducir las complicaciones.

Y los objetivos específicos del mismo son:

  • Alcanzar y mantener el peso ideal o razonable en adultos y un crecimiento y desarrollo adecuado en niños.
  • Conseguir y mantener en lo posible concentraciones de glucemia lo más cercanas a las óptimas.
  • Conseguir y mantener concentraciones adecuadas de lípidos séricos
  • Prevenir y tratar los problemas agudos y las complicaciones tardías.
  • Mejorar el estado de salud mediante una nutrición adecuada.

A continuación, algunos consejos de nuestra Dietista-Nutricionista, y además, podéis consultar el apartado GUÍA DE ALIMENTACIÓN SALUDABLE.

CONSEJOS DE NUESTRA DIETISTA-NUTRICIONISTA

La alimentación equilibrada para una persona con diabetes, igual que una persona que no la tiene, consiste en comer de todos los grupos de alimentos en una cantidad adecuada.

Los hidratos de carbono complejos deben constituir la principal fuente de energía y los encontramos en alimentos como el pan, arroz, pasta, legumbres, patatas, cereales de desayuno, galletas, etc y en otros alimentos como frutas, verduras, leche y yogures.

Por eso, no solo hay que tener cuidado con el azúcar y todos los alimentos que lo utilicen como ingrediente, sino que además debe distribuir la alimentación a lo largo del día en 5 a 6 comidas (desayuno, la merienda de la mañana, la comida, la merienda por la tarde, la cena y/o antes de acostarse) y que en todas ellas se incluyan alimentos con hidratos de carbono complejos

  • Distribuye la comida en 5 a 6 tomas, no te saltes ninguna comida y mantén un horario regular.
  • Come todos los días en comida y en cena abundante verdura de las distintas variedades y mejor aquellas que sean de temporada.
  • Come de 2 a 3 piezas de fruta al día, mejor repartidas a lo largo del día.
    Elige cereales de tipo integral, mejor que los refinados, como pan integral, cereales de desayuno integral, pasta y arroz integral.
  • Introduce legumbres (lentejas, garbanzos, alubias, “fava pelada”…) al menos de 2 a 3 veces por semana. Come pescado de 3 a 4 veces por semana, y alternando el consumo de pescado azul (sardinas, anchoas, emperador, llampuga, atún, bonito, salmón…) y pescado blanco (merluza, bacalao, gallo, rape, lenguado…).
  • Come de 3 a 4 veces por semana carne y elige carnes magras como el pollo, el pavo y el conejo, mejor quitar la piel. Y también, ternera y cerdo, seleccionando las partes que tienen menos grasa como lomo, solomillo, la paletilla o la pierna desgrasada.
  • Selecciona leche semidesnatada, yogures y quesos bajos en grasa.
  • Bebe abundante agua, hasta 1,5 a 2 litros al día.
  • Cocina con aceite de oliva, mejor virgen extra. Ten en cuenta que si quieres perder peso hay que controlar la cantidad.
  • Evita comer alimentos con mucha grasa y azúcar.
  • Vigila el tamaño de las porciones.